a.m.p.a

asociación de madres y padres Colegio Santísimo Sacramento

Obras de mejora y acondicionamiento en el Colegio Santísimo Sacramento

Hoy he hecho de reportera, y así tal cual, cuaderno en mano, le he pedido a Madre Carmen que me explicara qué cosas había hecho el colegio para hacer frente a la pandemia. 


Quería escribir un artículo y tenía conocimiento de algunas cosas que habían hecho, pero no me imaginaba que habían sido tantas. Tras una hora de “tour” por el colegio, puedo deciros que me ha impresionado ver el trabajo que han tenido que realizar.

Quedo con ella en Administración y ya compruebo que tanto allí, como en Portería y Secretaría, hay puestas unas mamparas de separación. Avanzamos por el pasillo y veo que en las clases de 4º y 5º de Primaria también se han puesto mamparas. En total, me dice que son 72 las colocadas. Me sorprende saber que las salas de música, la de tecnología, el laboratorio o la sala de conferencias se han convertido en aulas, todo para poder respetar la distancia de seguridad entre los alumnos.

Salimos al patio, y me fijo en que hay muchas señalizaciones en el suelo, para poder delimitar los grupos. Observo que los chavales están jugando, todos con mascarilla (la merienda se la toman previamente en clase, cada uno en su sitio). Me gusta ver que tanto en las clases, como en el patio, los críos hacen su vida “normal”. Qué importante es haberles podido dar esa normalidad a sus vidas. 
Entramos en el edificio de Infantil y veo, (al igual que en la portería principal) alfombras especiales para desinfectar el calzado. La sala de profesores, la biblioteca y la sala de psicomotricidad se han convertido en aulas para los más pequeños. En 1º, 2º y 3º de primaria se han tirado tabiques para hacer las aulas más grandes. En todas las clases además de tener dispensadores de gel en las entradas, hay un sinfín de material de limpieza, tanto para los alumnos y profesores, como para el mobiliario. Tengo la oportunidad de hablar con varias profesoras y me encanta con qué naturalidad te cuentan cómo se han tenido que adaptar a los nuevos hábitos.

 

En el comedor donde antes comían 8 niños, ahora lo hacen 4… Está todo perfectamente organizado, cumpliendo todos los protocolos de seguridad e higiene. Seguro que surgirán problemas nuevos a los que enfrentarse, pero a mí me queda la tranquilidad de saber que el Colegio intentará solventarlos al máximo, tal y como nos ha demostrado. 
 
No hemos hablado de la cifra total de gastos que todo esto ha supuesto para el Colegio, pero me imagino que ha tenido que ser un quebradero de cabeza poder afrontar todos los gastos con los recursos que dispone. Por eso, desde el AMPA hemos querido ayudar al Colegio contribuyendo con 10.000 €. Ya que durante este curso escolar no íbamos a poder realizar muchas de las actividades habituales, en el AMPA consideramos que no había mejor destino para este dinero que habíamos aportado todas las familias.
 
Y tal y como os he contado, nuestra ayuda no ha podido ser mejor invertida. No sabemos qué nos deparará el futuro, pero lo que sí sabemos es que nuestros hijos están en muy buenas manos. 
 
María Alba Piquero
Junta Directiva AMPA

 

 

Tagged under: Noticias,